“Hay muchas cosas para las que estamos capacitados que nos permiten poder hacer nuestro propio camino”

06 de diciembre de 2013, 10:36.

Hay muchas cosas para las que estamos capacitados que nos permiten poder hacer nuestro propio camino

Ampliar imagen


Se trata de “Crater” un emprendimiento creado por estudiantes de la Facultad de artes y diseño de la UNCuyo, cuya idea proyecto es diseñar, producir y comercializar tablas de Mountainboard. Este año fueron acreedores del premio "Universidad, diseño y desarrollo productivo"

El mountainboarding es un deporte derivado de distintos tipos de deportes con tablas, principalmente snowboard y skate. De esta combinación surge el Mountainboard que es una tabla todo terreno, cuyos componentes incluyen, la tabla, con fijaciones para asegurar los pies del usuario, cuatro ruedas con neumático y dos mecanismos de dirección conocidos como trucks.

Actualmente “Crater” está formado por los emprendedores Pablo Sepúlveda (PS) y Axel Mattis (AM), estudiantes de diseño industrial en la UNCuyo, y se encuentra realizando el proceso de incubación con UNCusa, la empresa universitaria del Área de Vinculación de la UNCuyo, con el fin de recibir el asesoramiento necesario para avanzar en distintas instancias para lograr un eficaz proceso de comercialización.

¿Cómo surge el proyecto?
(PS) La idea en un principio era hacer tabla de mountainboard, que es un deporte nuevo a pesar de que surge en los noventa y que es como hacer snowboard pero en toda la época del año. A partir de ahí lo que nos propusimos es no solo ofrecer el bien, osea la tabla lista para usar, sino también el servicio completo.

(AM) Hacemos esto de alguna forma porque estamos muy relacionados con las distintas actividades que circulan alrededor de tablas.

En Mendoza ¿Existe esto?
(AM) Si, pero analizando los distintos fabricantes locales, vemos que las tablas que se hacen tienen un nivel intermedio comparado con empresas de afuera que producen estos equipos, a lo que apuntamos nosotros es a ofrecer un servicio de alta calidad que esté a la altura de productos de afuera y que este absolutamente fabricado por nosotros.

Si bien es algo que hacen por una cuestión de gusto personal, el llevarlo a un proyecto de empresa también responde a la necesidad de emprender ¿Es así?
(AM) La idea de emprender la tuvimos desde el principio, siempre nos molesto el hecho de estudiar algo con el objetivo de trabajar en relación de dependencia, cuando hay muchas cosas para las que estamos capacitados que nos permiten poder hacer nuestro propio camino.

Hay gente que le gusta ir hacer 8 horas volver a su casa , pero nosotros apostamos a aprender no solo hacer nuestra actividad profesional sino también incursionar en el cómo se forma una empresa desde lo más abstracto a lo concreto.

(PS) Pasamos a tener responsabilidades, si bien con cierta libertad, pero que implican el estar atentos y pensar a donde queremos apuntar la empresa de acá a diez años y eso en un trabajo para otro uno no lo hace.

Esa responsabilidad implica el tomar en cuenta aspectos de un plan de negocios. ¿Cómo les ha ido con eso?
(PS) Fue difícil ponernos a trabajar en el plan de negocios, porque de alguna forma no estamos preparados para eso, fue empezar a leer y a ver como ubicar las ideas, que de alguna forma están en la mente, en el papel. De alguna forma aprendimos a comunicar bien el proyecto, cuando los formularios te piden que expliques lo que haces en determinados caracteres, es un desafío hacer que el otro que no conoce del producto entienda lo que hacemos.

(AM) Contamos con el asesoramiento de UNCusa del Área de Vinculación, y eso nos ayudó a organizarnos, y a pensar como empresa, en lo que estás haciendo, en lo que tenés que hacer, en lo que hiciste para poder descubrir a donde está ubicado el proyecto y que perspectivas tiene.

Para el armado del emprendimiento también ha sido importante el tema de la participación en distintas convocatorias, como la última que ganamos, donde también hemos recibido el apoyo y asesoramiento del Área de Financiamiento para el Desarrollo.

Teniendo la idea de negocio clara ¿Qué piensan del proyecto a futuro?
(AM) En lo inmediato estamos focalizados en armar el taller, para lo que tenemos que conseguir financiamiento para ponerlo en marcha.

(PS) Y después de eso empezar a comercializar y poder promover verdaderamente este deporte.

(AM) Pero lo que de alguna forma buscamos con todo esto es de alguna manera incrementar el nivel del diseño en Argentina, demostrando que con mucho esfuerzo se pueden hacer cosas de mucha calidad.

(PS) No es nuestra meta enriquecernos con esto, sino de cambiar las cosas para mejor, el beneficio económico no lo buscamos, si viene, vendrá solo.